sábado, 9 de febrero de 2013

Pensamientos caminando.

Tenía que haber cogido el coche, el día no es nada grato…este aire…totalmente desapacible; claro que luego busca dónde aparcar cerca del supermercado, ahora ya está, veinte minutos caminando hasta la tienda y otros veinte minutos de vuelta; seguro que habrá bastante gente, las colas en las cajas de los sábados son lentas; pero para mañana que teníamos previsto hacer estofado de pollo va y se le olvida comprar ayer el ingrediente principal, o sea ‘pollo’; y ya de paso me ha encargado comprar pañuelos de papel, levadura y frutos secos; bueno por lo menos el peso no es excesivo, menos mal que no se olvidó comprar patatas; tenía que haber cogido la siguiente calle, he acortado por aquí, por el parque, y no hay ninguna edificación que para el aire, a la vuelta cambiaré la ruta; esto del aire no me sorprende, hace dos días cuando amanecía el cielo había adquirido unas tonalidades asalmonadas, luego pasó a un rojizo rosado; ya se sabe el dicho “Cel rogent, o pluja o vent”; me he dejado la bufanda, una lástima, me hubiera ido bien para taponar el aire que se me cuela por el cuello de la chaqueta; otro día si es igual a éste, sin dudarlo, no bajaré caminando.