miércoles, 3 de septiembre de 2014

Hacia adelante.

Pegajosos sueños
me avasallan
con pasados inamovibles,
entre brumas envolventes
que ocultan
la ansiada salida
hacia el mañana.

Por eso he de incorporar
destrezas armónicas
de pulso universal,
cultivando en mi soledad,
comprensión, fe, paciencia,
y cuatro partes…

de magia de amor.