lunes, 4 de marzo de 2013

Seis patas.

-Que sueño tan extraño he tenido esta noche, he soñado con elefantes que tenían seis patas y corrían igual que los de cuatro patas, incluso competían. Desde lejos podía distinguirlos cuando corrían con bastante claridad.
-Ah, ¿sí? ¿Cómo lo sabías?
-Fácilmente, los de seis patas levantaban más polvo –le dijo Rafa a Tereli.